Germinacampos

¿Debería comprar una franquicia para un pequeño negocio?

Contrato de franquicia

Comenzar una franquicia tiene sus ventajas y desventajas, en comparación con la compra de un negocio existente o el inicio de uno nuevo desde cero. Aún así, hay consideraciones especiales, y convertirse en franquiciado te hace socio de una estructura de negocios más grande.

Hay muchas opciones a la hora de iniciar un negocio: puedes empezar un negocio desde cero o puedes comprar un negocio existente. Entre las opciones de negocios existentes, puedes decidir unirte a un franquiciador, por medio de un contrato de franquicia, que ya tenga un modelo de negocios probado.

Primero, definamos el término franquicia. La franquicia se refiere a un acuerdo en el que una parte, el franquiciado, compra el derecho a vender un producto o servicio a un vendedor, el franquiciador. El derecho a vender un producto o servicio es la franquicia.

Principales tipos de franquicias

Hay dos tipos principales de franquicias. Una franquicia de producto y nombre comercial generalmente implica la distribución de un producto a través de distribuidores. Por ejemplo, los concesionarios de automóviles son franquicias de productos y nombres comerciales que venden productos producidos por el franquiciador.

Las franquicias de formato comercial generalmente incluyen todo lo necesario para iniciar y operar un negocio en un paquete completo. 

Las franquicias de formato comercial proporcionan el producto, los nombres comerciales, los procedimientos operativos, las normas de garantía de calidad, el apoyo de consultoría de gestión y el diseño de las instalaciones. Muchas tiendas de conveniencia y establecimientos de comida rápida conocidos, por ejemplo, se franquician de esta manera.

La gente se siente atraída por las franquicias porque las mejores han demostrado ser sumamente exitosas a lo largo de los años, y combinan muchos de los beneficios de la propiedad de un negocio con el nombre comercial, la experiencia y las economías de escala que proporciona el franquiciador corporativo en un contrato de franquicia establecido. 

De hecho, las buenas franquicias suelen tener una tasa de éxito mayor que otros tipos de negocios. Veamos las ventajas de la franquicia:

Ventajas de la franquicia:

  • Riesgo mínimo. Una franquicia de buena reputación es un método de negocios probado.
  • Reconocimiento del nombre. Un nombre conocido puede atraer a los clientes al negocio y proporcionar una ventaja competitiva para el franquiciado.
  • Capacitación. Un franquiciador puede proporcionar un programa de capacitación reglamentado para enseñar al franquiciado sobre la operación del negocio y la industria, incluso si el franquiciado no tiene experiencia previa.
  • Apoyo. Un franquiciador puede proporcionar apoyo gerencial y capacidades de resolución de problemas para sus franquiciados.
  • Economías de escala. Los ahorros de costos en artículos de inventario pueden ser pasados al franquiciado a partir de órdenes de compra a granel hechas por el franquiciador.
  • Publicidad. Los programas cooperativos de publicidad pueden proporcionar exposición nacional a un precio asequible.
  • Financiación. Un franquiciador generalmente ayudará al franquiciado a obtener financiamiento para la franquicia. En muchos casos, el franquiciador será la fuente de financiación establecido en el contrato de franquicia. Los prestamistas se inclinan más a proporcionar financiación a las franquicias porque son menos arriesgadas que los negocios que se inician desde cero.
  • Selección del sitio. La mayoría de las franquicias ayudarán al franquiciado a seleccionar un sitio para la nueva ubicación de la franquicia.