Germinacampos

Estrategias inteligentes para la reforma de cocinas

Reforma de cocinas

Los propietarios de viviendas gastan más dinero en la remodelación de la cocina que en cualquier otro proyecto de mejora del hogar. Y con razón: Las cocinas son el centro de la vida del hogar y una fuente de orgullo.

Una parte importante de los costes de reforma de cocinas puede recuperarse por el valor que el proyecto aporta a su casa.

El proyecto también recibe una gran aprobación por parte de los propietarios. Los encuestados en el informe dieron a su nueva cocina una “puntuación de alegría” de 10 (sobre 10), una calificación basada en los que dijeron que estaban felices o satisfechos con su remodelación, siendo 10 la calificación más alta y 1 la más baja.

Para asegurarse de obtener un buen rendimiento de la remodelación de su cocina, siga estos siete consejos:

  • #1 Planificar, planificar, planificar

La planificación de la remodelación de su cocina debe tomar más tiempo que la construcción real. Si se planifica bien, se minimizará la cantidad de tiempo que se ve afectado por el caos de la construcción. Además, es más probable que se ajuste al presupuesto.

¿Cuánto tiempo debe dedicar a la planificación? La Asociación Nacional de Cocinas y Baños recomienda al menos seis meses. De esta manera, no tendrá la tentación de cambiar de opinión durante la construcción y crear órdenes de cambio, lo que inflará los costes de construcción y perjudicará el rendimiento de su inversión. 

Algunos consejos sobre la planificación:

Estudie su cocina actual: ¿Qué anchura tiene la puerta de entrada a su cocina? Es un error común que cometen muchos propietarios: Comprar un frigorífico extragrande y descubrir que no cabe en la puerta. Para evitar este tipo de errores, haz un dibujo de tu cocina con las medidas de las puertas, los pasillos, las encimeras, etc. Y no olvides también la altura.

Piensa en los patrones de tráfico: Los pasillos de trabajo deben tener un mínimo de 42 pulgadas de ancho y al menos 48 pulgadas de ancho para los hogares con varios cocineros.

Diseña pensando en la ergonomía: Cajones o estantes extraíbles en los armarios bajos; alturas de las encimeras que puedan ajustarse hacia arriba o hacia abajo; un horno de pared en lugar de una cocina: Todas estas características hacen que una cocina sea accesible para todo el mundo, y que sea un placer trabajar en ella.

Planifique para lo imprevisible: Aunque haya planificado hasta el número de clavos que necesitará en su reforma de cocinas, espere lo inesperado. Deja un poco de margen para completar la remodelación. ¿Quieres que esté terminada para el Día de Acción de Gracias? Entonces planifica que esté terminada antes de Halloween.

Elige todos los accesorios y materiales antes de empezar: Los contratistas podrán hacer ofertas más precisas y reducirás el riesgo de que se produzcan retrasos por culpa de los pedidos pendientes.

No tenga miedo de buscar ayuda: Un diseñador profesional puede simplificar la remodelación de su cocina. Los profesionales ayudan a tomar decisiones de estilo, a prever posibles problemas y a programar a los contratistas. Los honorarios oscilan entre los 50 y los 150 dólares por hora, o entre el 5% y el 15% del coste total del proyecto.

  • #2 Sea realista con los electrodomésticos

Es fácil dejarse llevar cuando se planifica la nueva cocina. Una cocina de seis fuegos de calidad comercial y un frigorífico de marca de lujo pueden ser centros de atención llamativos, pero puede que no se ajusten a sus necesidades culinarias o a su estilo de vida.

Los electrodomésticos son esencialmente herramientas utilizadas para cocinar y almacenar alimentos. La remodelación de su cocina no debería centrarse en los utensilios, sino en el diseño y la funcionalidad de toda la cocina.

Así que, a menos que sea un cocinero excepcional que cocina mucho, concentre su dinero en las características a largo plazo que añaden valor, como los armarios y el suelo. 

A continuación, elija electrodomésticos de marcas de confianza que tengan buenas calificaciones en las reseñas online y en Consumer Reports.

  • #3 Mantener la misma huella

Nada incrementará más rápidamente el coste de una reforma de cocinas que cambiar la ubicación de las tuberías y las tomas de corriente, y derribar paredes. Aquí es donde suelen surgir los problemas imprevistos.

Así que, si es posible, mantenga los electrodomésticos, las tomas de agua y las paredes en la misma ubicación. No sólo se ahorrará los costes de demolición y reconstrucción, sino que reducirá la cantidad de polvo y escombros que genera su proyecto.