EN LA EVOLUCIÓN HISTÓRICA DEL ARTE

En la evolución histórica, equipara la infancia con el arte prehistórico, antiguo y oriental; la madurez, con el arte griego y romano; y la vejez, con el arte cristiano. En cuanto a la forma, la arquitectura (forma monumental) es un arte tectónico, depende de la materia, pesos, medidas, etc.; la escultura (forma antropomorfa) depende más de la forma volumétrica, por lo que está más cerca del hombre; la pintura, la música y la poesía (formas suprasensibles) son el escenario más espiritual y más desmaterializado.

A pesar de todo, estos intentos de clasificación resultaron un tanto inútiles y, cuando parecía que finalmente se había alcanzado una definición de arte universalmente aceptable, tras tantos siglos de evolución, los cambios sociales, culturales y tecnológicos producidos durante los siglos XIX y XX han supuesto un nuevo intento de definir el arte a partir de parámetros más abiertos y omnicomprensivos, tratando de abarcar tanto una definición teórica del arte como una catalogación práctica que incluía las nuevas formas artísticas que han ido surgiendo en los últimos tiempos (fotografía, cine, cómic, nuevas tecnologías, etc.). Como el de Juan Acha con su ensayo Arte y Sociedad.

Batteux incluyó la pintura, la escultura, la música, la poesía y la danza en las bellas artes, manteniendo el término artes mecánicas para el resto de las actividades artísticas, y señaló la arquitectura y la retórica como actividades entre ambas categorías, aunque poco después se eliminó el grupo intermedio y la arquitectura y la retórica se incorporaron plenamente a las bellas artes.

Sin embargo, estas artes del diseño tenían que unirse a las demás actividades consideradas artísticas (música, poesía y teatro), una tarea que se desarrolló durante los dos siglos siguientes con varios intentos de encontrar un vínculo común con todas estas actividades: Así, el humanista florentino Giannozzo Manetti propuso el término “artes ingeniosas”, donde incluyó las artes liberales, por lo que sólo cambió la palabra; el filósofo neoplatónico Marsilio Ficino elaboró el concepto de artes musicales”, argumentando que la música era la inspiración para todas las artes; en 1555, Giovanni Pietro Capriano introdujo en su De vera poetica el significado de “artes nobles”, apelando al noble propósito de estas actividades; Lodovico Castelvetro habló en su Correttione (1572) de “artes conmemorativas”, ya que, según él, estas artes buscaban fijar en los objetos la memoria de las cosas y los acontecimientos; Claude-François Menestrier, historiador francés del siglo XVII, formuló la idea de las artes pictóricas”, destacando el carácter visual del arte; Emanuele Tesauro ideó en 1658 la noción de artes poéticas”, inspirado en la famosa cita de Horacio ut pictura poesis (la pintura como poesía), que describe el componente poético y metafórico de estas artes; ya en el siglo XVIII coincidieron en el mismo año (1744) dos definiciones, la de “artes placenteras” de Giambattista Vico y la de “artes elegantes” de James Harris; finalmente, en 1746, Charles Batteux estableció en Las bellas artes reducidas a un único principio la concepción actual de las bellas artes, enfatizando su aspecto de imitación (imitatio).

La primera actividad del nuevo centro será la realización de un encuentro internacional que tendrá lugar en febrero de 2019 en la UNSAM, en el Centro Cultural San Martín y en la empresa estatal INVAP de Bariloche y del cual participarán directores de centros de arte y ciencia de todo el mundo, además de artistas, científicos y gestores del área científico-artística.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.